¿Qué camino seguir?

camino 2

Creo firmemente que nuestro propósito como seguidores de Cristo es ser una señal en el camino para aquellos que recorren El Camino del Hombre Victorioso y para que los que no lo conocen lo encuentren y crezcan.

No es tarea fácil ya que requiere mantenerse firme y siempre visible sin importar las condiciones externas. De hecho, entre más difícil las circunstancias, más importante es estar ahí para indicar el camino correcto.

Caminar El Camino del Hombre Victorioso tampoco es tarea fácil porque significa recorrer el camino menos transitado, el camino angosto. Definitivamente no es un camino para pusilánimes. Quien decide recorrer este camino requiere fortaleza y coraje.

Fortaleza y coraje para mantener el paso en la dirección correcta aunque el resto del mundo va en la otra dirección.

Fortaleza y coraje para callar cuando todos esperan que grites y para alzar la voz cuando nadie más se atreve.

Fortaleza y coraje para dar testimonio, no con palabras sino con ejemplo de vida.

Fortaleza y coraje para ultimadamente vencer la muerte entregando la propia vida.

Quien decide seguir a Cristo debe saber que Él es El Camino y debe estar dispuesto a ser señal, firme sin importar qué, y debe ser fuerte y valiente para recorrer el camino que no todos se atreven a caminar.

Al final aguarda la recompensa y la satisfacción de expresarse como Robert Frost en su poema:

“Dos caminos se bifurcan en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia.”

¿Qué camino decides seguir?

Josué 1:9; Mateo 5:14-16; Mateo 7:13-14;  Juan 14:6; El Camino No Elegido (The Road Not Taken) por Robert Frost.

A %d blogueros les gusta esto: