Proverbios 30:18-23 (Fidelidad)

Tres cosas hay que me causan asombro,     y una cuarta que no alcanzo a comprender: el rastro del águila en el cielo,     el rastro de la serpiente en la roca, el rastro del barco en alta mar,     y el rastro del hombre en la mujer.

»Así procede la adúltera:     come, se limpia la boca,     y afirma: “Nada malo he cometido.”

»Tres cosas hacen temblar la tierra,     y una cuarta la hace estremecer: el siervo que llega a ser rey,     el necio al que le sobra comida, la mujer rechazada que llega a casarse,     y la criada que suplanta a su señora.

A %d blogueros les gusta esto: